Hoy dia, aún hay mucha gente que desconoce cómo debe de viajar con su perro o perros en el coche. Y en estas fechas y en los periodos vacacionales, se comete la grave imprudencia de llevarlo suelto.

Ya no es solo por la cuantía de la multa en si, que puede ascender hasta los 400 euros, sino por lo grave que puede llegar a ser el llevarlo suelto y poder provocar un accidente, por distraer al conductor o por interferir en la conducción. Aunque la ley es poco clara, el RACE recomienda el transportín, el arnés de doble anclaje o la rejilla divisoria dependiendo del peso y talla del perro.

 

Un poquito más sobre cada sistema

Transportín
Es el que el RACE califica como más seguro. Para perros de tamaño pequeño, el transportín irá dentro del coche, detrás de los asientos delanteros en el suelo. No colocarlo nunca sobre el asiento sujeto por un cinturón, ya que las pruebas realizadas  indican que la caja se rompe y el perro saldría despedido. Si se pone en el maletero, para perros de mayor tamaño, hay que ponerlo de lado pegado al respaldo de los asientos.

 

 

Arnés
Es aconsejable para los perros que superan los 10 kilos. Siempre debe de ir en el asiento de atrás, nunca en el delantero, sujetando el arnés al cinturón de seguridad del coche. La correa de unión al cinturón debe de ir  en corto. Se recomienda usar el de doble anclaje porque evita el desplazamiento hacia delante del animal, por lo tanto, no se transmite ninguna carga al conductor y tampoco sufre daños graves el animal. El de un solo anclaje, en caso de colisión la hebilla se rompe y el perro chocaría contra el respaldo del asiento, sufriendo lesiones graves o mortales y provocando también graves lesiones al conductor en la columna.

 

 

Rejilla divisoria
Este sistema es más bien para vehículos familiares o con mucho espacio atrás, y se recomienda para perros de mayor tamaño. Se recomienda que la Rejilla sea de las que van ancladas desde el suelo al techo, para una mayor estabilidad. La desventaja es que en caso de colisión, el perro al ir suelto atrás, puede sufrir lesiones bastante graves, por lo que se recomienda combinar la rejilla con el uso del transportin.

 

 

Algunos consejos más

  • Habituar al perro al coche poco a poco, con viajes muy cortos al principio para luego ir aumentando el tiempo.
  • Que esos primeros viajes, terminen en algo agradable, paseo, juego, etc… para que le quede ese recuerdo al perro.
  • Evitar darle de comer justo antes de salir de viaje para que el perro no acabe vomitando por posibles mareos.  Acudir al veterinario, en caso de perros que se marean frecuentemente, para que recete algún medicamento, como el Calmivet.
  • Proporcionarle agua de vez en cuando y parar cada cierto tiempo.
  • No dejarle nunca solo en el coche, sobre todo en verano. Las altas temperaturas pueden ser mortales para un perro.

 

Debemos de procurar la mayor seguridad en nuestro viajes en coche y esto implica también la seguridad con respecto a nuestro perro.

Así que ¡mucho cuidado en la carretera! y que paséis unos felices dias festivos.

FUNNY DOGS
Disfruta con tu perro

 

 

UA-109132925-1